A nivel mundial se han duplicado los suicidios y triplicado los casos de depresión en personas de todas las edades, sin una causa clínicamente definida. Cuando una persona por un exceso emocional abre su capullo áurico, muy probablemente tenga pegado una larva o parasito del cuerpo astral, los síntomas que generalmente presenta  la persona son: tiene mal humor, mal carácter, cansancio, inestabilidad emocional, cambios de carácter infundado, agresión, intolerancia, baja del deseo sexual, problemas en negocios, muerte de animales, plantas o descomposturas extrañas en casa y oficina.

Otro caso es cuando existen síntomas imprecisos de enfermedad, lo más probable es que se trate de un daño psicodinámico o bien las entidades de bajo astral dejan larvas en el cuerpo del paciente que dificultan su recuperación.

Después de la armonización, los síntomas que se presentan por unas 48 horas son: cansancio, pero más alegre, de buen humor, mas tolerancia y mayor armonía entre la familia, también su cuerpo se va a purificar, por lo cual va a sudar más de lo normal, o su aroma corporal puede ser más fuerte, o van a ir un mayor número de veces al baño o su orín será más amarillo y más oloroso, se puede soltar del estómago, o darle una gripe, o alteraciones en el ciclo de sueño como querer dormir más horas, o menos o despertarse por la noche. También puede tener más hambre de lo normal, en el caso particular del mujeres pueden presentar un cambio en su ciclo menstrual o un desecho vaginal inesperado Todo esto sucederá durante un lapso de 3 a 10 días. Cualquier cosa similar es normal.